RDX3

Productos ene. 13, 2020

Recuperador de testigos balísticos

El primer paso para el proceso de identificación de armas de fuego y marcas de herramienta, corresponde a la obtención de los estándares de prueba de los componentes de la munición disparada (balas y casquillos), que son la base para la comparación de las características de clase e individuales de los elementos balísticos que son recolectados como evidencia física. La obtención de los casquillos percutidos relativamente son fáciles de conseguir. Sin embargo, las muestras de balas disparadas deben recogerse utilizando técnicas más complejas que permitan desacelerar con seguridad los proyectiles en distancias cortas, para que sean recabados como muestras testigo. El requisito principal es que esto se lleve a cabo sin dañar el detalle microscópico en la superficie de las balas disparadas.

Por lo tanto, el recuperador automatizado de testigos balísticos RDX3, tiene la función de recolectar las balas testigo en las mejores condiciones estructuralmente posibles, consiguiendo una reproducción consistente de la particular huella balística que es incorporada por el rayado del cañón de cada arma de fuego, la que es utilizada en los estudios forenses de identificación de armas de fuego y marcas de herramientas, mediante el empleo de técnicas de microscopia de comparación.

El recuperador RDX3, de marca registrada, se encuentra patentado (Pat: 329235), además de contar con una segunda patente en trámite (expediente; MX/a/2015/013633), que corresponde a un innovador dispositivo para intercambiar un sello reductor de la velocidad de los proyectiles disparados por armas de fuego. Así pues, su manufactura resulta realmente exclusiva, porque la cámara RDX3 es fabricada directamente por los inventores y propietarios de ésta nueva tecnología, incorporando continuamente innovaciones que mejoran sustancialmente sus capacidades de seguridad, funcionalidad y eficiencia, produciendo una nueva y más avanzada generación de cámaras automatizadas de disparo.

Por lo tanto, al contar con un sello permanentemente en buenas condiciones evitará que una porción de líquido, contenido en la cámara, sea proyectado al exterior del equipo a través del orificio donde se colocan y disparan las armas de fuego y en dirección al cuerpo del tirador.

La tercera función, es precisamente conservar el sello permanentemente en buenas condiciones, mediante un repuesto intercambiable, pues el especial diseño del receptáculo (holder) permite que el usuario de la cámara pueda retirar un sello dañado y colocar un repuesto en el momento que lo juzgue conveniente, de una manera amigable, rápida y eficiente, pues la ergonomía de éste nuevo sistema posibilita a las personas a realizar el procedimiento de forma sencilla, por medio de una escotilla frontal que se abre y se cierra herméticamente, lo que permite el accesos al sello para quitarlo y reponerlo con suma facilidad.

Otras innovaciones tecnológicas, incorporadas exclusivamente en la nueva cámara de recuperación de balas testigo; RDX3, son las siguientes:

Controlador Lógico Programable -PLC: destinado a mantener homogénea la mezcla del GEL dentro de la cámara de Disparo, mediante un proceso de funcionamiento automatizado periódicamente determinado, además de controlar todas las funciones de operación de la cámara.

Torreta sonora y de luz destellante; con luz verde intermitente para advertir al usuario y a las personas cercanas que se efectúan disparos de armas de fuego, y con luz azul estacionaria para interrumpir el funcionamiento de la cámara e identificar fallas en el sistema.

La cámara RDX3 es fabricada en un módulo cilíndrico de acero inoxidable, que se ensambla mediante bridas unidas con tornillería de alta calidad, interponiendo un empaque de polímero especial que produce un sello hermético. Una vez ensamblado el módulo y la tubería la longitud total de la cámara es de apenas 1.83 m, con un ancho de 62 cm, lo que también permite un mantenimiento y transporte fácil y eficiente.

De tal manera que la RDX3, por ser automatizada, resulta más eficiente para las instituciones que requieren obtener las balas testigo de manera rápida y eficiente cuando se presentan gran cantidad de armas de fuego que deben ser sujetas a estudio forense, cuya situación en varios países actualmente resulta muy común. Por lo tanto, el beneficio también se obtiene con la agilización de las actividades de los expertos forenses.

Otro de los beneficios de la RDX3, corresponde al diseño ergonómico, compacto y versátil del equipo en su conjunto, puesto que el conjunto de la cámara ocupa apenas una superficie de 1.20 m², con una altura no mayor a 1.88 metros, con una masa aproximada de 585 Kilogramos, incluyendo la cantidad de 235 litros de líquido.

Además, por encontrarse montada sobre un carro con rodamientos industriales, permite que la cámara se desplace en giros hasta de 360° en distancias cortas, que la convierten en un equipo versátil, fácil de transportar y maniobrar.

A diferencia de los grandes y pesados tanques con agua, que necesariamente son fijos, la extraordinaria versatilidad de la RDX3 permite que el Recuperador de Testigos Balísticos pueda ser transportado a cualquier sitio donde se requiera realizar trabajo en campo, únicamente se monta la cámara en un remolque especialmente diseñado para su operación, que tiene la autonomía suficiente para suministrar la corriente eléctrica necesaria para el funcionamiento del recuperador, esto mediante el uso de un generador eléctrico a gasolina instalado en la parte delantera y exterior del remolque.

De esta forma, se incrementa la seguridad para los usuarios del equipo, evitando al máximo los posibles incidentes que por error puedan cometer las personas que desarrollan siempre la riesgosa tarea de disparar las armas de fuego sujetas a estudio forense.

La ergonomía también se presenta por el ajuste de altura de la cámara por medio del sistema neumático, que se posiciona conforme a la talla o necesidades del usuario, permitiendo que este pueda realizar los disparos en posición completamente erguido y con los pies posados sobre el piso o en plataforma incorporada en la cámara, lo cual genera una postura de firmeza y comodidad para el usuario, con ello se evita inclinaciones incomodas o posiciones forzadas de las personas.

Conectado a este sistema está incorporado un amortiguador neumático de hasta 750 kilogramos de capacidad, cuya función es absorber la energía cinética que producen todos los objetos que cuentan con una masa y que se desplazan con velocidad, y que en el caso de los proyectiles de armas de fuego se disparan a velocidades muy superiores a las del sonido, ello dependerá del calibre de las armas y los cartuchos que emplean, produciendo energías cinéticas muy grandes que es necesario absorber y liberar rápidamente cuando el proyectil hace contacto con el líquido, lo que ofrece gran resistencia al paso de la bala, iniciando inmediatamente su desaceleración, hasta que pierde completamente su velocidad residual.

Durante este proceso se generan movimientos violentos, tanto horizontales como verticales, de tal manera que el amortiguador, en conjunto con el actuador neumático, permite que se disipe eficientemente la energía de cada bala disparada, realizando desplazamientos de reciprocidad; de adelante hacia atrás, y de arriba hacia abajo, hasta colocar la cámara nuevamente en su posición inicial.

Especificaciones de la RDX3®